¿Implante dental o puente? ¿Cuál es la mejor alternativa?

¿Implante dental o puente? ¿Cuál es la mejor alternativa?
5 (100%) 1 vote

Cuando sufrimos la pérdida de una pieza dental, siempre surge la misma disyuntiva. ¿Es mejor colocar un implante dental o es mejor realizar un puente fijo? Pues bien, hay que decir que la pregunta no tiene una respuesta sencilla ya que incluso, a día de hoy, todavía los propios expertos de sector no se ponen de acuerdo. Una falta de consenso que obliga a evaluar cada caso por separado en busca de la alternativa que menos trastornos le provoque al paciente.

Factores a tener en cuenta para decidirse por un implante dental o por un puente

A continuación vamos a hablar de aquellos factores que nosotros consideramos como fundamentales a la hora de decantarse por una alternativa o por otra. A partir de aquí, será el propio paciente y el especialista el que determine cómo intervenir.

La propia salud oral, la higiene posterior que hay que llevar a cabo, la estética y el aspecto final así como el precio, sin claves a tener en cuenta en una decisión de tanto calado personal como es esta.

Salud oral

La salud oral va a mejorar en ambos casos. De eso no hay duda. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que cuando se realiza un implante, en ningún caso hay que manipular ninguna pieza adyacente. Esto no es así en el caso de los puentes ya que habrá que tratar una pieza cercana, precisamente, para poder lograr un buen apoyo del propio puente.

Duración del tratamiento

La duración a largo plazo de la opción escogida es uno de los motivos por los que muchas personas terminan de decantarse en favor de una o de otra.

Hay que ser conscientes que en el caso del implante, la intervención que se lleva a cabo tiene como objetivo instalar una pieza artificial de manera permanente. En cambio, en el caso de los puentes, su duración no solo depende de la propia intervención sino que la salud de las piezas adyacentes puede jugar al paciente una mala pasada.

La higiene bucal

Una vez que la intervención, sea esta la que sea, se ha llevado a cabo, es hora de hablar de las tareas de mantenimiento, como es el caso de la limpieza bucal por ejemplo, que hay que llevar a cabo.

Pues bien, un implante no es otra cosa que una pieza dental. Una pieza que se puede limpiar de una manera realmente sencilla. En cambio, un puente no tiene un acceso tan sencillo por lo que siempre se puede acumular restos de suciedad con todo lo que ello implica a la hora de que se puedan formar caries o infecciones de algún tipo.

Un problema de estética

Ni que decir tiene que la estética juega un papel fundamental para muchas personas. De ahí que no sean pocas las que se decantan por el implante, el cual, no solo tiene la misión de restablecer la funcionalidad de la propia pieza sino de conservar la estética de la misma. En cambio el puente esto no lo logra ya que visualmente se puede ver incluso la propia intervención lo que en muchos casos no suele gustar.

La importancia del precio

Pero, como no podía ser de otro modo, el puente es mucho más barato que al implante. Una diferencia de precio que en muchas ocasiones, de hecho en la inmensa mayoría, decanta la balanza de manera definitiva.

Eso sí, cada día son más las clínicas dentales las que ofrecen distintas formas de financiación para que la gente pueda acceder a los implantes dentales sin que por ello tengan que llevar a cabo un gran desembolso de dinero de manera inmediata.

¿Qué opinas tú?