Implantes dentales – ¿Por qué es el mejor tratamiento?

Implantes dentales – ¿Por qué es el mejor tratamiento?
5 (100%) 4 votes

Desde siempre la salud dental ha sido una de las grandes olvidadas. Sin embargo, de un tiempo hasta hoy, son muchas las personas las que no solo se preocupan de tener una higiene básica sino que, al mismo tiempo, también se preocupan por tener una salud completa.

De ahí que los implantes dentales jueguen un papel esencial. Aunque ahora entraremos en más detalles, hay que decir que son los elementos que, en muchos casos, permiten restablecer por completo la salud bucodental que se ha perdido por el paso del tiempo o, en el peor de los casos, por alguna patología.

 

¿Qué son realmente los implantes dentales?

En esencia, los implantes dentales, no son otra cosa que raíces artificiales que se instalan en lo que se denomina como hueso maxilar. Esta pieza, sólida, será la base sobre la que se van a colocar las prótesis dentales propiamente dichas. Estos soportes, es decir, los implantes, están preparados para poder soportar tanto prótesis dentales parciales o totales.

Esto nos lleva a conclusión de que esta alternativa es perfecta tanto desde el punto de vista de la salud como desde el punto de vista de la estética. No en vano, a día de hoy, los especialistas consideran los implantes dentales como la mejor alternativa que existe dentro del sector para solventar aquellos problemas en los que se requiere sustitución de piezas.

Precio de los implantes dentales

¿Cuál es el objetivo de esta intervención?

Esta es una de las preguntas que muchos pacientes se hacen. Pues bien, el objetivo es triple ya que aborda tres aspectos que dentro de la salud bucodental son imprescindibles.

Recupera la salud

De esto no hay duda. Y lo mejor de todo es que lo hace desde varios frentes. Por un lado tenemos el hecho de que los implantes dentales pueden ser la única solución para personas que tienen problemas bucales graves por los cuales han perdido parte, o la totalidad, de su piezas originales

Asimismo hay que decir que no solamente las patologías dentales son las protagonistas. Más que nada porque la falta de una o varias piezas dentales, ocasionan con el paso del tiempo un deterioro progresivo en el proceso de masticación. Esto ocasionará peores digestiones y, posiblemente en un futuro, problemas estomacales.

Mejora la estética

Si bien es cierto que la salud es vital para cualquier persona, también hay que ser consciente de la importancia que tiene la estética. Los dientes, lo queramos o no, es una parte de nuestro cuerpo que es visible durante muchos momentos a lo largo del día.

Un simple gesto como hablar o sonreír, puede ser un verdadero problema para muchas personas. Un problema que si en un primer momento puede no parecer muy importante, con el paso del tiempo puede derivar en problemas de autoestima y de confianza. De hecho, se sabe que las personas que tienen una dentadura sana y vistosa, están más alegres y desarrollan una mayor capacidad de relación con su entorno.

Realiza labores de prevención

Pero es que además, los implantes dentales cumplirían una función tan importante como pueda ser la prevención de problemas en un futuro. El hecho de contar con una dentadura que goce de buena salud hará que algo tan importante como la boca no fuera un foco de posibles problemas.

sintomas rechazo implante dental

El implante dental es la mejor solución para sustituir los dientes perdidos.

¿Qué tipos de implantes dentales existen?

Si bien es cierto que en un principio esta alternativa no era muy conocida y por lo tanto no estaba muy explotada, a día de hoy no se puede decir lo mismo. Actualmente contamos con una gran variedad de implantes dentales. El objetivo de tener este abanico es poder atender las distintas necesidades de cada uno de los pacientes.

Hay que tener en cuenta que mientras que algunos tomen la decisión de implantarse estas piezas por motivos de salud, otros pueden hacerlo por razones estéticas. Si a todo esto le sumamos el hecho de que cada caso es totalmente distinto, no es de extrañar que dentro de la industria no exista un único tipo de implante dental.

Implantes con forma de tornillo

Los implantes dentales que tienen forma de tornillo son los más utilizados en la actualidad. Según se ha demostrado, son los que más duran y los que menos tiempo requieren para implantar el diente, ya que el tiempo del proceso de osteointegración es menor. El material de este implante está fabricado con titanio.

Implantes cilíndricos

Hoy en día no es muy común utilizar este tipo de implante, principalmente porque el procedimiento para poner el implante dental suele ser bastante lento. Esto es debido a que el hueso se debe adecuar al al material lentamente. No obstante, este proceso permite que el implante pueda mantenerse perfectamente fijado.

Implantes con forma de lámina

Otro tipo que también se utiliza es aquel que tiene forma de lámina. Son de menor tamaño que los anteriores. La mayoría de los dentistas están de acuerdo de que no se debe utilizar en el supuesto de que la pérdida de dientes haya sido total.

Implantes Subperiósticos o Yuxta-óseos

Este último tipo consiste en un marco metálico que se coloca debajo de las encías en el hueso de la mandíbula. Su forma se ajusta al hueso para mantenerse fijo debidamente. Cada vez se utilizan menos porque para llevar a cabo se deben realizar operaciones quirúrgicas extras.

¿Cuáles son las ventajas de los implantes dentales?

ventajas de los implantes dentalesEl optar por los implantes dentales no deja de ser una decisión importante. No en vano se trata de un paso determinante tanto para nuestra salud como para nuestra estética. De ahí que sean muchas las personas las que se preguntan si realmente tienen tantas ventajas como parece.

Por todo ello, y para tratar de cubrir las lagunas que se puedan tener en este sentido, vamos a enumerar aquellas que, desde nuestro punto de vista, mejor representa el gran salto cualitativo que supone el uso de estos elementos.

 

  • Desde el punto de vista de la seguridad, se puede asegurar sin temor a equivocarse, que esta es la opción más segura. Esto es así porque la prótesis va unida directamente al hueso y no al resto de los dientes. Este detalle hace que sea más estable y que las posibles molestias que se puedan tener se reduzcan a cero.

 

  • Gracias a los implantes de este tipo, el hueso no perderá ninguna función. Y es que únicamente se elimina la pieza dental haciendo que el hueso permanezca tal cual estaba. Algo que desde el punto de vista de la salud es muy importante.

 

  • Las sensaciones a la hora de masticar son casi idénticas a las sensaciones que se tenían cuando se trataba de una pieza dental original. Esto hace que el hecho de comer vuelva a ser un verdadero placer. Es más, incluso es bastante frecuente recuperar al gusto por comer algunos alimentos que se había perdido.

 

  • La durabilidad de los implantes es enorme. Hay algunas personas que pueden pensar que esta no es para nada elevada pero esto no es así. De hecho, estudios recientes, todos ellos en base a la propia experiencia de los propios pacientes, han revelado un dato realmente positivo: más del 90% de los implantes dentales tienen una duración que oscila entre los 20 y los 30 años. Esta garantía es otro aspecto a tener muy en cuenta ya que no tendremos que estar pendientes cada poco tiempo de estos implantes.

 

  • El optar por la vía de los implantes tiene un beneficio en torno a un fenómeno que se denomina osteointegración. Esto no es otra cosa que la unión a nivel molecular de la superficie del implante que está fabricada en titanio, con el hueso. Esta unión es tan resistente que es imposible separar el implante del hueso lo que da una gran confianza a la hora de llevar a cabo todas las acciones cotidianas con la boca. Además, el proceso de osteointegración no conlleva mucho tiempo ya que se produce en torno a las 15 semanas desde la implantación (dependiendo del tipo de implante que se haya utilizado).

 

  • La alternativa que os ocupa en estas líneas es la mejor solución a los problemas más graves que te puedas imaginar. Cuando una persona, por algún problema grave, pierde todas y cada una de sus piezas dentales, los implantes son la solución. Y no solo desde el punto de vista de la salud sino desde el de la propia autoestima. ¿Te imaginas el cambio de vida que puede suponer para una persona volver a tener una dentadura resistente y de calidad que le permita llevar la vida que llevaba hace tan solo unos años?

 

  • El procedimiento no es para nada doloroso. Hace dos décadas se podía pensar que la presencia de dolor era algo habitual y a lo que había que acostumbrarse. Sin embargo, los materiales, el equipamiento que se utiliza y las técnicas vanguardistas que se emplean, hace que el proceso no suponga un problema para la persona que ha decidido llevar a cabo la instalación de los implantes.

 

  • El mantenimiento de los implantes dentales no es para nada costoso. Es más, salvo las revisiones propias que hay que llevar a cabo en el centro en el cual se instalaron, el cuidado que hay que tener con ellos no difiere del que habría que tener con nuestras propias piezas dentales. De hecho, esos cuidados básicos que todos conocemos serán más que suficientes para entrar dentro de la franja de durabilidad que hemos comentado antes de entre los 20 y los 30 años.

implantes dentales para sonreir

 

Otras preguntas

Sin embargo, todavía son algunos los interrogantes que se pueden verter sobre este tipo de intervención. En consecuencia, a continuación vamos a tratar de dar respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes que nos podemos encontrar.

¿Existe riesgo de rechazo a la hora de colocar un implante dental?

Hay que decir que el riesgo de rechazo es mínimo. Sin embargo, si queremos actuar de la manera correcta, hay que seguir en todo caso las indicaciones y recomendaciones de un profesional. De todos modos, como decimos, si no se tienen problemas severos de huesos como puede ser el caso de osteoporosis, y se tiene una higiene adecuada una vez colocados, no deberíamos tener problema alguno.

¿En cuánto tiempo se puede tener un implante dental acabado?

La primera fase con la que nos vamos a topar es la del implante dental. Una vez finalizada esta, en líneas generales, habrá que acudir al especialista una vez a la semana para evaluar el avance de la intervención. En esta visita se limpiará la zona y, en caso de ser necesario, se irán retirando los puntos.

A partir de ese momento, y si no se produce ninguna complicación, algo que es lo más frecuente, habrá que esperar en torno a los 5 o 6 meses si hablamos de un implante dental en el maxilar superior y, de tanto solo 3 o 4 meses si el implante se ha llevado a cabo en el maxilar inferior.

En este punto, se recomienda llevar controles rutinarios cada 6 meses. De esta manera se podrán atajar a tiempo los posibles problemas que se puedan tener y se corregirán sin ninguna clase de problema.

¿Es posible llevar a cabo un implante con poco hueso?

La respuesta es un sí rotundo. Esto es así porque el especialista, en caso de encontrarse ante esta situación, valorará un posible rellenado de la zona con poco hueso. El material será hueso artificial por lo que se suplirá la falta del mismo. Decir que en los casos en los que se ha tenido que proceder de este modo no ha habido problemas y la intervención se ha llevado a cabo con éxito.

¿Es necesario dejar de fumar para colocarse implantes?

A pesar de que la recomendación general sería la de no fumar en absoluto, lo cierto es que al menos durante el primer mes no es nada recomendable hacerlo en el caso de que haber llevado a cabo la colocación de unos implantes dentales.

Hay que tener en cuenta que el tabaco, como vaso constrictor que es, puede afectar de manera negativa a la correcta vascularización de la zona intervenida y, en consecuencia, afectará de manera negativa a la recuperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *